Y tú qué ves: ¿la luz o la oscuridad que la rodea?

Nos quejamos de muchas situaciones…. de dolores…. de enfermedades… pero no hacemos realmente nada por cambiarlo… ¿por qué?

Porque al cambiarlo ya no tendríamos de qué quejarnos… Suena irónico e ilógico pero eso pasa….. Si las cosas se solucionan o nuestra manera de verlas cambia, tendríamos que aceptar que podemos ser felices y que nuestra vida no es ese gran sufrimiento del que queremos convencernos constantemente y el cual queremos mostrarle al mundo… ¿Por qué todo me pasa a mí? ¿por qué siempre a mí? ¿qué he hecho para merecerlo? «ya no aguanto más» «el mundo está contra mí»…..

Yo te pregunto, ¿No estás ya cansado de estar cansado? ¿No te cansa quejarte y sentirte como una víctima del destino?

La vida es para disfrutarla, ¿Qué estás haciendo tú para lograrlo?

Nos gusta ese papel de víctima… de que todo sale mal, de que todo lo malo nos pasa… Es como si fuera una adicción a sentirnos así… ¿o no lo crees?….. Porque yo sí creo que es fácil quedarse en el rol de víctima, de quejarse de la vida en vez de tener que actuar. Muchos se convencen diciendo que no hay nada que hacer, o que ya lo han intentado todo… pero si te preguntas, realmente desde el fondo de tu alma (sé honesto contigo mismo): ¿ya estás listo para dar el paso que debes dar o te rendiste a la idea de que esa es tu vida? Estás listo para permitirte ser feliz y disfrutar tu camino por aquí… y Poder decir “si, me merezco ser feliz”. ¿Estás listo para soltar el control de que todo salga como tu quieras y abrirte a las nuevas posibilidades que te da la vida?

Yo sé que las quejas y el negativismo son muy fáciles de manejar.. simplemente es dejarnos llevar… sin tener que hacer nada…. sin tener que tomar responsabilidad y simplemente dejar que todo pase. Es muy cómodo y se puede volver un modo de vida si lo permites.

Si te gusta quejarte, te aseguro que siempre encontrarás razones para hacerlo. Pero por el otro lado, si te gusta ser feliz y agradecido, también te aseguro que siempre encontrarás razones para serlo. Es tu decisión.

Yo te invito a que abramos los ojos juntos, que te atrevas a ver más allá de lo que siempre ves…. Y que aprendas a respetarte y verás como te respetan los demás. Todo empieza por ti. Si tú te maltratas te parecerá normal que lo hagan los demás. Si tu te sientes víctima, los demás te verán y tratarán como tal. Entonces, ¿cómo quieres que sea tu vida? ¿Qué camino vas a seguir?

Es normal que a veces las cosas no salgan como quieres, pero te tienes que dar la oportunidad de ver lo que te está dando la vida, sin criticarla y sin cerrarte a todo lo que te esta ofreciendo, aunque no sea exactamente como lo tenías en mente. Dale la oportunidad a lo que te llega, puede ser mucho mejor de lo que esperabas y solo abriendo tu corazón, podrás darte cuenta de la suerte que tienes. A veces estamos tan encaprichados con algo, que todo lo demás nos parece un castigo. Sin embargo, puede ser la bendición más grande que está llegando a tu vida. Atrévete a mirar las cosas desde otro ángulo, suelta un poco las ganas de control, y dale la oportunidad a los nuevos caminos que se te abren.

La vida está hecha de amor y nosotros somos Seres de Luz y de amor. Por lo tanto, tú y yo somos merecedores de las cosas buenas, de la felicidad, del amor y de la salud. Debes empezar por creértelo para darte cuenta de todas las bendiciones que te rodean.

Un abrazo infinito,

Daniela

Y tú qué ves: ¿la luz o la oscuridad que la rodea?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *